SUBE LA VIVIENDA PROTEGIDA

La Comunidad de Madrid subirá el precio del metro cuadrado de vivienda protegida.
El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Luis Eduardo Cortés anunció ayer que la Comunidad subirá los precios de los módulos de la vivienda protegida. La subida del porcentaje se comunicará la semana que viene.

Según cortés, la decisión de subir los precios viene por la continua queja de los promotores de no salir rentable la construcción de este tipo de viviendas ante el coste del suelo y de la construcción

La Comunidad de Madrid sube los precios de las VPO.
El consejero de obras públicas, Luis Eduardo Cortés, cree que es la solución para que los promotores construyan más viviendas protegidas, cuya edificación casi se ha paralizado.

——————————————————————————–

Las Viviendas de Protección Oficial (VPO) en la Comunidad de Madrid suben de precio. El anuncio lo ha hecho el propio consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, quien ha decidido zanjar los problemas derivados de la escasa construcción de este tipo de inmuebles subiendo el precio del módulo por el que se rigen estas casas, tal y como se ha hecho en otras autonomías.

El objetivo de Cortés es «cerrar este asunto elevando los precios y permitiendo que promotores y constructores se pongan manos a la obra y comiencen a construir viviendas protegidas», cuya edificación ha caído en picado en los últimos años por la escasa rentabilidad empresarial que permite.

La otra cara de la moneda es que el aumento del módulo, también incrementará el precio de los pisos: los compradores pagarán más por la misma casa.

El consejero autonómico aseguró que «la vivienda protegida no es sólo un deseo de justicia por parte de la sociedad o la Administración; es una obligación que tenemos que defender».

VPO en extinción
En la actualidad, la construcción de vivienda protegida en todo el país se encuentra en sus índices más bajos desde los últimos años. Tan sólo se construye entre un 10% ó un 20% de VPO frente al 80% ó 90% de vivienda libre.

Según Antonio Fernández Gordillo, portavoz socialista en materia de Vivienda en la Asamblea de Madrid, el Plan Regional de Vivienda para el periodo 1997-2000 «planteaba como objetivo que de cada 100 casas construidas, 59 fueran de protección. A fecha de 31 de diciembre de 2000, sólo tres de cada 100 viviendas eran de VPO», asegura.

El problema es que construir este tipo de pisos no sale rentable e incluso llega a suponer pérdidas importantes para las empresas promotoras. Todo porque los gastos ocasionados por un proyecto residencial, unidos a los costes del suelo, no llegan a cubrirse con el precio oficial al que se ponen a la venta las viviendas protegidas.

El precio básico nacional para esta tipología de pisos se fijó en junio de 1998 en 98.500 ptas/m2 útil, permitiendo a las comunidades autónomas que aumentaran esta cifra hasta un máximo del 15%, es decir, podían llegar hasta las 100.500 ptas/m2 útil.

El Real Decreto 115/2001 de 9 de febrero consideró preciso adaptar los precios máximos de venta de la VPO y posibilitó a los gobiernos regionales subir el módulo hasta un límite del 25% (unas 125.625 ptas/m2 útil).

Desde entonces, la Comunidad de Madrid se ha mostrado firme en su idea de mantener el módulo regional tan sólo un 13% por encima del precio básico establecido a nivel estatal. Los promotores, las gestoras de cooperativas y las constructoras llevan tiempo solicitando una subida del precio del módulo, pero hasta ahora sus ruegos no habían sido escuchados.

«La subida máxima del precio de los módulos es absolutamente necesaria, porque aproximará los precios de las VPO a la realidad y posibilitará que los promotores podamos hacer viviendas protegidas», comenta José Manuel Galindo, secretario general de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid.

«Esperamos que la subida del módulo sea lo suficientemente generosa para cubrir los gastos de construcción y promoción», afirma Roberto Jiménez, presidente de Taller de Gestión. Esto significaría alcanzar «como mínimo el límite del 25% establecido por el Real Decreto 115/2001, aunque en algunos municipios de la Comunidad de Madrid, como Coslada, Rivas Vaciamadrid o Leganés, entre otros, aún no se llegarían a cubrir los gastos», puntualiza Jiménez.

Mucha demanda
Si, finalmente, la «ansiada» subida del precio del módulo llega a los porcentajes esperados, esto supondría que la construcción de vivienda protegida aumentaría entre un 30% y un 35%, que, pese a todo, «son menos de las que hacen falta», afirma Jiménez.

Según la propia directora general de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Amalia Castro-Rial, «el 65% de los cinco millones de madrileños tiene unos ingresos inferiores a los 3,5 millones de pesetas», por lo que no podría acceder a una vivienda de precio libre.

Por ello, Castro-Rial asegura que, en materia de vivienda protegida, el Gobierno regional «está haciendo un esfuerzo presupuestario importantísimo, y si en 2000 se dedicaron a este fin 11.800 millones de pesetas, para 2001 se destinarán más de 14.000 millones».

Pese a ello, Gordillo considera que el problema real no estriba en la cantidad de ayudas o subvenciones, ni en el aumento del precio del módulo, sino en la inexistencia de suelo a precio asequible.

Pulsa en los enlaces del pie para descargarte la orden de 21 de junio de 2002, de la Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes de la CAM, por la que se establecen los precios máximos de venta de las viviendas protegidas (formato PDF):
Página 1/4Página 2/4Página 3/4Página 4/4

ssandrass

Gracias por compartir 😉 Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Dejar un comentario