Abren la R-3, la R-5 y la M-50 de Alcorcón a Majadahonda

Con dos años de retraso, las autopistas de peaje R-3 y R-5 se han puesto esta semana en marcha. Su objetivo es descongestionar el tráfico de dos de las carreteras más saturadas de la región: la A-III (por donde transitan 122.000 vehículos al día) y la A-V (146.000 coches al día). El consorcio de siete empresas (Accesos de Madrid Concesionaria Española) que gestiona las dos radiales calcula que estas nuevas autopistas absorberán el 35% del tráfico que circula por la N-III y la N-V: unos 93.000 vehículos.

Los conductores que utilizan la R-3 y la R-5 en hora punta, tanto para entrar como para salir de Madrid, podrán ahorrarse diariamente hasta 45 minutos de trayecto. A cambio, tendrán que pagar 8,6 céntimos por kilómetro (si viajan por la R-3) o 9,5 céntimos por kilómetro (si utilizan la R-5).

Las obras de las dos radiales se adjudicaron en 1999. Entonces, se fijó como fecha de inauguración diciembre de 2001. Sin embargo, los problemas en los trazados (hubo cambios para evitar daños en zonas de alto valor ecológico) y con las expropiaciones han retrasado su puesta en marcha.

Telepago

Al igual que ya ocurre en la R-2 (inaugurada en octubre del año pasado), los conductores que contraten el servicio Vía-T (30 euros) podrán abonar el peaje sin necesidad de detenerse, gracias a un dispositivo que se instala en el salpicadero del vehículo. Después se pasa la factura a la entidad bancaria que haya elegido el conductor. El descuento en la tarifa (si se hacen más de 61 viajes al mes) es del 40%.

Las radiales 3 y 5 no son las únicas carreteras que se inauguran hoy. Un tramo de 12 km de la M-50 también entra en funcionamiento esta tarde: el que une Majadahonda con Alcorcón. Con este nuevo tramo, la M-50 queda unida completamente entre la A-6 y la A-4 (circularán 50.000 vehículos) y ya tiene 54 km en funcionamiento (faltan otros 39, que se abrirán en 2005). El consorcio que gestiona la R-3 y la R-5 (durante 50 años) también se encarga del mantenimiento de la M-50, una vía que es gratuita en todo su recorrido.

El fiasco de la R-2

Cuando, en octubre de 2003, se inauguró la autopista de peaje R-2 (Madrid-Guadalajara), las estimaciones apuntaban a que sería utilizada por unos 30.000 vehículos al día, pero la cifra real de afluencia no supera los 5.000. Recorrer esta vía entera cuesta seis euros en hora punta y sin descuentos.

La R-4, en camino

La cuarta y última autopista de peaje proyectada por el Ministerio de Fomento en la comunidad unirá Ocaña con la M-50, a la altura de ArroyoCulebro de Getafe. Debería haberse puesto en funcionamiento en 2002, pero ya no lo hará hasta después de las elecciones generales.

Gracias por compartir 😉 Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

2 Comentarios

  1. Anónimo

    Política económica del PP:
    Pagar y Pagar

  2. Anónimo

    Si, si… ¿mejores trayectos?, sobre todo si los pagas. ¡ah! Y que no te pille despistado si te metes en alguna de ellas por lo bien señalizadas que están. Ve preperando la cartera.

Dejar un comentario