¿Nueva ola de robos en el barrio?

Abrimos el titular que encabeza la noticia con interrogaciones porque no tenemos la certeza de que la información mostrata a continuación se trate de un hecho aislado.

Desde el formulario de contacto, un vecino nos ha remitido la noticia que, por su importancia, reproducimos al pie.

Nuestra intención al difundirlo no es que cunda el pánico sino mas bien lo contrario: apelar a la conciencia como vecinos para tomar las precauciones ya conocidas (esperar el cierre de puertas de garaje, etc.).

Si deseas aportar tu opinión, puedes utilizar el Foro pinchando aqui.

De: SEGURO
Asunto: ROBOS EN URBANIZACIÓN SITA ENTRE C/ ALCOBENDAS Y C/ COSLADA
Mensaje:
¡Hola! soy un vecino, que prefiero permanecer en el anonimato por razones obvias. Si lo prefieres, y por darme nombre, me puedes llamar “SEGURO”

Solo quería que la gente del barrio tuviera información de bastante utilidad, relativa a robos con violencia e intimidación acaecidos en una de las urbanizaciones sita entre las C/ Alcobendas y C/ Coslada y evitar así en lo posible situaciones parecidas, por otro lado, altamente desagradables.

El pasado viernes, día 24 de septiembre, sobre las 20:00 horas, una chica fue abordada en el garaje de la urbanización. Por suerte, lo único que quería era dinero. El hecho es que el atracador, accedió a través de la puerta del garaje, ya que el mismo se encontraba dentro, a pesar de que se precisa llave/mando a distancia codificado para acceder a dichos garajes. El mismo llevaba una bolsa en la cabeza y un destornillador.

Posteriormente, sobre las 18:00 horas del día 28 de septiembre y en el rellano de un portal de la C/ Alcobendas, un sujeto con gafas de sol y pañuelo palestino, asaltó a un chico a la salida del ascensor que da a la planta baja de su portal. El mismo, había accedido, gracias a que alguien, amablemente, le había abierto la puerta con el pretexto de ser “cartero comercial”. Estaba esperando en el rellano y había dejado pulsado de continuo el botón de un piso del portero, hasta que dicho chico bajó y se encontró con el citado atracador, el cual portaba un arma blanca de más de 15 cm. En este caso se conformó con un reloj. Lo mejor de todo es que existe un buzón en el exterior del edificio para estos “carteros comerciales” y evitar accesos innecesarios al interior de los portales.

Estas situaciones, hablan por sí solas y, aunque las mismas podían haberse evitado con unas pautas básicas de seguridad, tales como esperar a que se cierre la puerta del garaje, cuando alguien sale con el coche, o evitar abrir al personal que llama al telefonillo, sin siquiera preguntar quién llama, ofrecen una visión preocupante de la seguridad en nuestro barrio, ya que son situaciones delictivas a plena luz del día. El problema es la escenario de “barra libre” o “caldo de cultivo” que se crea para atracadores y otros indeseables, que actúan con total impunidad y a sabiendas de que la negligencia de algún vecino puede ser aprovechada para perpetrar un atraco con violencia e intimidación ¡en tu propia casa!.

A pesar de las actuaciones llevadas a cabo por el Cuerpo Nacional de Policía y la preocupación que ha tomado por los casos relatados, se hecha en falta más presencia policial en nuestro barrio, sobre todo y, a nivel personal, echo de menos esos bonitos coches de los BESCAM, ya que no se les ve aparecer ni por asomo o Policía Municipal, al caso. No estaría de más un efecto disuasorio de más calado.

Puedes contrastar el relato que acabo de efectuar con personal del Cuerpo Nacional de Policía o cualquier vecino de la zona.

Espero que a la vista de este relato, se tome mayor conciencia de que la seguridad está en primer lugar en nuestra mano, evitando abrir a supuestos “carteros comerciales”, o esperando a que se cierre la puerta del garaje, porque el próximo ¡podemos ser cualquiera!

Muchas gracias por tu atención.

Gracias por compartir 😉 Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Dejar un comentario