Carta de un padre en contra de la Jornada Continua en los colegios del barrio

Un padre y vecino del barrio, A.M.M., nos remite una carta que pide que reproduzcamos a raíz de la nueva consulta a las que los colegios del barrio van a someter a los padres sobre la elección de Jornada Continua para sus alumnos:

(puedes enviar tu opinión al foro pinchando aquí)

 

Leganés a, 15 de marzo de 2013

 Estimados Sr@s.,

Soy un vecino del barrio Arroyoculebro de Leganés y padre de dos hijos que cursan sus estudios en el Colegio Manuel Vázquez Montalbán, del cual nos sentimos muy orgullosos por la calidad de la enseñanza y de valores de este centro.

No puedo más que sorprenderme nuevamente, como por tercera vez en nuestro colegio hay un nuevo intento de “evangelización” al respecto de la jornada continua. Sí, lo llamo así de manera muy clara porque todavía hay personas que se aprovechan del sistema existente para conseguir su objetivo: la jornada continua.

¿Por qué ahora es un buen momento para conseguirlo? Porque está siendo promovido desde los sectores más conservadores de nuestro país, ya que reducen gastos de forma considerable. Además, aprovechando el mal ambiente existente entre el gobierno de la Comunidad de Madrid y los profesores de la educación pública, es un guiño hacia ellos, ya que son los principales beneficiarios.

Quiero, además poner énfasis en que no sólo en nuestro colegio se va a realizar la votación. Se va a realizar también en el Ángel González. No sé si de manera coordinada.

Que nos queda en el barrio. Solamente un colegio “concertado”, que éste sí que no va a implantar la jornada continua, éste es otro guiño. Qué gran favor vamos a hacer a la educación en Arroyoculebro, que la opción que queda es un colegio privado financiado con dinero público en barracones, sean o no de alta tecnología. No parece un poco extraño que si tan buena es esta jornada no se aplique en el colegio concertado. No quiero ni imaginar que se organizaría si estuviese un colegio público en esas condiciones, pero pagando nadie protesta.

A continuación, quiero decir el porqué estoy en contra de la jornada continua:

–        No hay ningún solo estudio que lo avale. No se aplica en colegios privados ni concertados. Incluso, en Institutos de Cataluña y País Vasco se promueve la jornada partida.

–        Los chicos dan demasiadas clases consecutivas lo que afecta a la concentración y, más aún, los más benjamines del colegio. A qué hora van a comer estas criaturas.

–        Es más caro para los padres, ya que hay una hora más de jornadas extraescolares de 16 h a 17 h que no va a financiar nadie, habiendo o no dependiendo del número de alumnos.

–        El comedor corre peligro, puesto ninguna empresa va a mantener al mismo precio con menos alumnos.

–        Los chavales con problemas de integración: en el colegio están mucho mejor, ya que no tienen posibilidades de pagarse unas jornadas extraescolares.

Quiero añadir, un concepto que no es una ventaja ni desventaja de los alumnos sino de los padres, que es la CONCILIACIÓN. En estos momentos de tanta crisis económica tanto las personas que trabajan, y más aún los que no trabajan queremos rebajar los costes de nuestra vida, ya que ha afectado a unos más que otros, pero a todos nos ha tocado el bolsillo de alguna manera. Por ello, creo muy lícito que las personas que en estos momentos estamos pasando, hemos pasado o podamos pasar una mala situación queramos reducir los costes. Esto supone el incremento sustancial que muchos padres vayan a por sus hijos varias veces al día o acudan a los abuelos para ello. Es comprensible que esto pueda ser una molestia y que una persona puede pensar que es un aburrimiento y mejor dos viajes que cuatro. Lo entiendo como padre, pero no estamos pensando en nuestros hijos.

Además, esta situación no es una realidad eterna, en un futuro, esperemos no muy lejano, empezaremos a trabajar y también podemos pensar, que no podremos ir a por nuestros hijos con la jornada continua y nos provocará: limitaciones a encontrar empleo, que afectará a nuestros ingresos, angustia por la situación, acudir a nuestros familiares o incluso gastando un dinero adicional, que en estos momentos no sería necesario. Esta situación si afecta a nuestros hijos porque desgraciadamente puede afectar a sus oportunidades en el futuro.

En conclusión, en mi opinión no hay que pensar solamente en el hoy, que es muy importante, sino también en el futuro y, preguntarnos también por qué tenemos que cambiar si las cosas funcionan y sobre todo, pensar en nuestros hijos y aunque en ocasiones sea difícil, en el bien común.

PD. Como el proceso lo dirige el Consejo Escolar formado por profesores y el AMPA, claramente a favor de la jornada continua, y las reuniones las fijan en horarios que es difícil de asistir la mayoría de los padres, creo conveniente informar que salga adelante la jornada continua es necesario que vayan a votar dos terceras partes de los padres. Por tanto, si estáis en contra de la jornada continua:

NO VAYÁIS A VOTAR.

 

Padre y vecino.

Gracias por compartir 😉 Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Dejar un comentario